Visitas: 12646
amadeo@amadeoacera.net Actualizada el 22 de agosto de 2004.
Cuántas veces habré cruzado esas dehesas sin saber que algo dormía en ellas. Encinas, cercados, caminos, gentes para acá y para allá ... pero cómo iba a imaginar que entre todo ello aparecería como un vigilante inmóvil, un coloso de piedra de dos mil años. Cuando avanzas por el camino y lo ves ante ti, lo único que puedes decir es, 'pero, pero qué haces ahí, de dónde sales'. Pues bien, vamos a conocer un poco más de este coloso, con la única intención de que para ti no siga dormido.

Lusitania.En el año 25 a.J.C. Augusto trasladó la capital de Lusitania, que en aquel momento era Olisipo (Lisboa), a Emerita Augusta (Mérida) porque ésta era centro de importantes calzadas, como La Vía de la Plata.

Esta calzada unía Emerita Augusta y Asturica Augusta (Astorga), propiciando el crecimiento comercial de las zonas por las que pasaba. Un punto singular que se sumó a ese crecimiento fue el municipio de Capera (Cáparra), que situado a unos 177 Km. de Emerita Augusta alcanzó su máximo esplendor en el año 74 d.J.C., cuando Vespasiano le concedió la ciudadanía romana.Pilares del arco. En este municipio de estructura octogonal, rodeado de una muralla por falta de defensas naturales, no solamente pasaba cerca La Vía de la Plata sino que ésta era precisamente su calle principal (Decumano), lo que nos puede dar una idea del movimiento comercial de la población. En Cáparra podemos encontrar templos, termas, una basílica, un anfiteatro, ... y como no, nuestro arco, del que vamos a conocer algo más.

Arco de Cáparra."... arcos de triunfo, de uno o tres huecos generalmente ... siendo excepcional el de Cáparra (Cáceres), de cuatro frentes." Esta frase, extraída de un antiguo libro de arte, nos dice que de todos los arcos que el arte romano nos ha dejado, aquí, entre las encinas de Extremadura, tenemos uno especial. Quizás hubiera que hacer una observación, y es que nuestro arco no es de triunfo, sino una construcción conmemorativa encargada por un ilustre ciudadano llamado Marcus Fidius Macer a sus padres (Fidius y Bolosea), y que también lo ofreció al municipio con el objetivo de ganarse los favores de los gobernantes del momento.

Arco de cuatro frentes.No intento dar en esta página una lección de arte (mis pretensiones son más humildes), sino despertar el interés por este legado casi desconocido. Sin embargo, creo que algunas palabras sobre sus características no están de más. Como ya he comentado, se trata de un arco de cuatro frentes (tetrapylum), de cuatro puertas, dos de ellas son más grandes, correspondiendo a las que abren su paso a la Vía de la Plata, y las otras dos dan acceso a un lado y al otro del municipio. Esta configuración en forma de encrucijada lo convierte en un punto central, en un punto referencial dentro del municipio. Técnicamente su base es irregularmente cuadrada, y su estructura está formada por tres partes, el zócalo (cuatro hiladas de sillares labrados en cada pilar), cuerpo intermedio (los pilares) y arquivolta.

Cómo llegar.Por último indicarte que si estás en Hervás, no pierdas la oportunidad de acercarte y conocer a este pétreo vigilante. Solamente tienes que coger la N630 (E803) hacia Plasencia, y a la altura de Villar de Plasencia (a unos veintidós kilómetros de Hervás) tomar una carretera que se aleja a la derecha y que te llevará en unos minutos directamente al destino. Haz click en la brújula y lo verás con más detalle.
 

Música de fondo: fragmento de 'El Gladiador'.
Referencias: www.caparra.tk, Ruinas romanas de Cáparra, Gran Enciclopedia Larousse, Historia del Arte (Anaya).
Información sobre el yacimiento: www.viaplata.com

Amadeo Acera. 2004. Volver